Entrevista Pdta. de Directorio, Bettina Wolff, en el “Cóndor”

El semanario chileno-alemán “Cóndor” entrevistó recientemente a la Presidenta del Directorio de la Corporación de nuestro Colegio para su edición del 15 de octubre de 2021. Les compartimos a continuación el artículo y su traducción al español:

Bettina-Wolff

Traducción al español

PORTRÄT
Bettina Wolff
Presidenta del Directorio del DSV
De Nicole Erler, Diario Cóndor

“La comunicación es la base más importante para una buena convivencia”

Desde hace seis años, Bettina Wolff es la presidenta del directorio de la Corporación del Colegio Alemán de Valparaíso. El respeto y la confianza son para ella valores muy revelantes. La comunicación es un tema prioritario para ella: le acompañó durante años en el colegio pero también en su vida privada. “El idioma alemán se ha mantenido vivo en nuestra familia a través de todas las generaciones. Es un gran regalo, y nos abre puertas hacia la cultura, literatura y
comprensión del mundo”, comenta Bettina Wolff. Sus abuelos y su abuela paterna eran de origen de Alemania, mientras su abuela materna venía de Rusia. Bettina y sus padres nacieron en Chile.

Su familia vive en el campo desde siempre. Su padre se dedicó a la agricultura y Bettina está casada por casi 40 años con un agricultor de origen alemán. El matrimonio tiene cuatro hijos y varios nietos. Bettina Wolff tiene 59 años y vive en Quillota, ciudad donde pasó los años de la Educación Básica en un colegio chileno. Recién a los 14 años se cambió al Colegio Alemán de Valparaíso. Para prepararse al nuevo colegio, le enviaron a ella y a su hermano menor, con el que se lleva por 2 años, a pasar dos meses con familiares en Alemania del Sur durante las vacaciones de verano de 1977. Esta región cerca de Múnich sigue siendo para ella su lugar preferido en Alemania. No le hace falta viajar mucho por el mundo: “Me gusta estar donde estás las personas que conozco y quiero, sea en Alemania del Sur o en diferentes regiones en Chile.” Si bien sabía hablar el idioma alemán antes de comenzar a estudiar en el Colegio Alemán, lo que tuvo que aprender fue la escritura.

Después de egresar del colegio, quería ser profesora de español y comenzó a estudiar pedagogía. Pero el rumbo de su vida cambió cuando volvió al colegio como madre joven, porque todos sus hijos fueron al Colegio Alemán de Valparaíso después de haber experimentado el tiempo del Kindergarten. Para ahorrarse el largo camino de ida y regreso, Bettina aceptó trabajar en el Kindergarten del colegio. Durante 20 años apoyó su funcionamiento en el área administrativa y en la comunicación con los apoderados. Se acuerda: “Fui la mano derecha de la directora del Kindergarten, y mi cara representó el Kindergarten hacia afuera”. En diversos diplomados profundizó sus conocimientos, sobre todo en el ámbito de la comunicación, con niños, jóvenes y familias. Porque en su opinión “la comunicación es la base para una buena convivencia, sea en el ámbito privado o profesional”.

Después de largo e intensos años de trabajo en el Kindergarten, Bettina Wolff se tomó un tiempo, pero éste iba a durar solo poco. Cuando un miembro del directorio se retiró, le pidieron asumir este cargo – porque claro, ella
ya conocía las estructuras y procedimientos del colegio de memoria. Bettina aceptó – esto fue hace ocho años. Desde entonces está trabajando muy activamente en el directorio. Desde hace seis años es su presidenta. Nos contó que el trabajo era intenso, pero le gusta dedicarse a él. Está convencida de que lo único que puede cambiar la sociedad es la educación: “Quiero contribuir al desarrollo de la sociedad. El directorio es responsable por el colegio. Muchas veces no es fácil alinear el directorio, la dirección y los docentes. A eso se suman las solicitudes del sostenedor de Alemania que también debemos considerar.”

Durante los últimos años, el equipo de dirección y gerencia generó una estrecha colaboración. La confianza aumentó y se construyó una estructura resistente. Así fue posible enfrentar también a las circunstancias especiales, como la pandemia. “No siempre ha sido así y estoy orgullosa de lo que hemos logrado juntos”, así resume la presidenta la experiencia de los últimos años.

Se ve a si misma como una mediadora entre diferentes partes, tanto en el colegio como también en el ámbito privado. “Soy alguien que siempre quiere estar activa”. En su tiempo libre practica el yoga, le gusta ir a correr, leer y tejer. Y le gusta sobre todo estar rodeadas de su familia y amigos. En el futuro le gustaría seguir comprometida con diferentes proyectos, donde puede aportar con su experiencia. Dice que es difícil hacer menos, pero siempre encuentra momentos para reponer las pilas. “Me encanta pasar mi tiempo con mis nietos”, y agrega, con una sonrisa: “Ellos son mi mayor fuente de energía”.

Comments are closed.